Medidas preventivas para evitar ataques informáticos

Los ataques informáticos en la actualidad son mucho más habituales debido al uso masivo de Internet. No existe fórmula mágica para  evitar un ataque informático, pero sí se pueden mitigar las consecuencias del mismo, para ello aplicaremos la máxima “más vale prevenir que curar”.

Las medidas preventivas básicas que toda empresa tiene que tener implantadas, son:

  • Realizar periódicamente copias de seguridad de nuestros datos. Recomendamos hacer copias mensuales, semanales y diarias. De las mensuales guardaremos hasta seis meses atrás, de las semanales 4 atrás y diarias, 7 atrás. Así si estamos infectados por un virus y lo detectamos después de llevar infectados unos días, o incluso meses, podremos acceder a nuestros datos.
  • Aislar las copias de seguridad. Por ejemplo, el gerente puede llevar a su casa una copia por si hubiera un incendio. O tener varios discos duros externos e ir alternando, por si se infecta una copia tener, otro dispositivo.
  • Tener el software y el equipo actualizado. Tapa los agujeros de seguridad detectados.
  • Instalar un antivirus y tenerlo actualizado.
  • Analizar periódicamente el disco duro en busca de virus.
  • Evitar descargar archivos de lugares desconocidos.
  • Tener especial cuidado con los archivos recibidos a través del correo electrónico, no abrir archivos de usuarios desconocidos. Ante la duda ponerse en contacto telefónico con el remitente, o incluso borrarlo.
  • Poner contraseñas a sus sistemas. Las contraseñas son individuales e INTRANSFERIBLES, no se apuntan en sitios visibles ni se comunican en voz alta.
  • No utilizar contraseñas fáciles de adivinar; de 8 dígitos, con números, minúsculas, mayúsculas y algún símbolo, debería de ser suficiente.

Todos los componentes de un sistema informático están expuestos a un ataque. Por ello es primordial poner en práctica estas medidas preventivas para evitar disgustos. Hay que tener en cuenta que a veces aún aplicando estas medidas podemos ser víctimas de un ataque informático por ello siempre tenemos que estar alerta.

Existen diferentes tipo de ataques informáticos, los más comunes son:

  • Troyanos: Software malicioso que se presenta al usuario como un programa legitimo e inofensivo, pero una vez instalado el hacker tiene acceso remoto al equipo infectado, pudiendo atacar a otros equipos desde el nuestro, convirtiéndonos en un equipo «zombi», pudiendo tener problemas con la policía.
  • Virus: Tienen como objetivo alterar el funcionamiento del ordenador, sin que el usuario se dé cuenta, borrandonos datos o incluso formatando el disco duro (por experiencia propia).
  • Programas trampas (phising): Simulación de una página de un banco o de otra empresa que te pide que le facilites tus datos y contraseñas para acceder a tus cuentas.
  • DoS (Denegación de servicios): Consiste en solicitar datos de una manera masiva a nuestros sistemas, con el fin de bloquearlo. Su principal objetivo es afectar a todos los servicios y paralizar la empresa.

En definitiva, es conveniente adoptar medidas preventivas para evitar este tipo de ataques informáticos así como disponer de protocolos de actuación para estos supuestos. Solicitemos a nuestro proveedor de servicios informáticos un plan de contingencia ante estos casos.

Para estar más informados visite nuestra página web: http://www.idsk.es

  • Print
  • email
  • Facebook
  • Twitter
  • Google Bookmarks
  • Meneame
  • Bitacoras.com
  • del.icio.us
  • Digg
  • Google Buzz
  • FriendFeed
  • LinkedIn
  • Tumblr
  • Ping.fm

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *